Receta de Masa básica de tartas dulces

Hola, hoy les tengo una receta de masa básica para tartas dulces que espero la atesoren como yo. La uso en infinidad de recetas, ya sea para los lemon pie, las tartas de frutillas,  tarta de ricota, los cheesecakes y también para las bases de algunas masas finas o algún que otro petit fours, ahhh y me olvidaba que mi hija se la come como galletita!! Como verán la uso muy seguido!!

Esta receta de tartas la hago tal cual me la enseño una profesora de uno de los cursos que hice, pero les tengo que aclarar que no cumple con los estándares de la pastelería tradicional, ya que no le doy debido descanso a la masa, pero como les dije antes: la uso siempre para casi todas mis recetas así que decidí compartirla en el blog.

Ahora manos a la obra: MASA BASICA PARA TARTAS  DULCES

170 gr de manteca bien fría

2 cucharadas de azúcar impalpable

2 cucharadas de agua bien fría

2 yemas

1 pizca de sal (es para realzar el sabor de todos los ingredientes)

300 gr de harina 0000

1 cucharadita de esencia de vainilla

 

Encender el horno a una temperatura moderada, 180° a 200°.

Con la manteca bien fría de la heladera y los secos (es decir: azúcar impalpable, harina y sal) hacer un arenado, es mejor usar un tenedor o un cornet para no transmitirle calor a la manteca.

Luego agregar los húmedos (es decir: las yemas, la esencia y el agua).

Mezclar bien hasta que todos los ingredientes queden totalmente integrados, es mejor continuar haciéndolo con el tenedor o el cornet. Tiene que quedar una masa tierna, sin grumos.

Aunque lo ideal es poner en una multiprocesadora todos los secos, procesar por unos segundos hasta hacer el arenado y luego incorporarle los húmedo, procesar nuevamente hasta que se forme el bollo Y LISTO!! No deberían tardar más de un minuto en hacer la masa, así que les consejo sacar de la alacena ese artilugio que se compraron y no saben en que usarlo más que para rallar zanahoria, ahora es el momento!!

Estirar la masa con un palote, tratando de no incorporarle demasiada harina y forrar la tartera que van a utilizar. Pincharla para que no se levante. Llevarla al horno hasta que se dore. Igualmente, si durante la cocción se engloba, bájenla con una cuchara, con la parte convexa (digamos… el lado que tiene pancita).

Tengan en cuenta que la masa de esta receta de tarta se puede guardar en el freezer por 2 meses, ya sea estirada  sobre una tartera o en un bollo, siempre envuelta en film!!. Pero también pueden freezarla ya cocida y lista para ser usada, lo que si hay que tener mucho cuidado que no se rompa entre tanto saca y pon del freezer!!!

Aquí les muestro unas fotos con las masas que tengo en el freezer listas para ser utilizada en los  múltiples usos que les doy!!


TIP: para que una masa como ésta (ya que es de la familia de las masas quebradas -más acertado el nombre imposible!!-) no se rompa al desmoldarla, lo mejor es poner con cuidado una tartera más pequeña dentro de la otra, así al desmoldarla quedaría cubriendo la otra tartera.

Bizcochuelo Maravilla

 

Bizcochuelo Maravilla_tortasinfantiles.com.arHola, hoy empiezo el blog con una receta que me parece básica para toda torta infantil, va… para toda torta de cumple, sea para el tío, el abuelo o quien sea el homenajeado.

Esta receta la tengo en mi carpetita desde que tengo 15 años, allá finalizando los años 80… así que imagínense lo amarillenta y manchada que esta la hoja!. La he probado y recontra probado, la he pasado a mil y una amiga, incluso hasta una de lo feliz que estaba por el resultado del bizcochuelo me envió una foto por mail de la torta!

Y de ahí su nombre: BIZCOCHUELO MARAVILLA

2 tazas de azúcar

2 tazas de harina leudante

2 cucharaditas de polvo de hornear (si, si, aunque la harina sea leudante va con polvo de hornear)

1 pizca de sal

¾ taza de agua

7 huevos

1 cucharadita de esencia de vainilla,

Encender el horno a una temperatura moderada, 180° a 200°.

Batir 1 taza de azúcar con las 7 yemas hasta llegar a punto letra, éste se logra cuando pasado 5 minutos batiendo huevos y azúcar al levantar el batidor la preparación cae formando dibujos que quedan marcados sobre la superficie de la preparación sin deformarse.

Agregarle el agua a la preparación anterior. Esto es lo que hace que especial a esta receta, el agua le aporta esponjosidad y volumen, sin que resulte pesado. Ojo que pueden salpicar todo, así que aquí les recomiendo que dejen la batidora y usen el clásico batidor de mano.

Luego sumarle la harina tamizada con la pizca de sal y el polvo de hornear (y sí, hay que hacerlo, por más aburrido que resulte,  esto airea los ingredientes secos, asegurándonos de quitar todos los grumos a la preparación de impurezas, bichos o algún otro elemento raro que haya en los paquetes y también mezcla uniformemente los componentes de la receta).

Por otro lado, batir las 7 claras y cuando comiencen a espumar, incorporarle la restante taza de azúcar en forma de lluvia. Batir hasta hacer un merengue, es decir que se formen picos que queden firmes.

Por último, mezclar ambas preparaciones en forma envolvente, este procedimiento consiste en realizar movimientos circulares, lentos, de arriba hacia abajo envolviendo la preparación hasta obtener una mezcla homogénea con el fin que no se bajen las claras e incorporar aire a la preparación.

Enmantecar el molde, verter la preparación y llevar a horno moderado, 200°C y cocinar por 45 min aproximadamente.

 

TIPS: para una cocción más uniforme poner en la base del horno un bols con agua, esto hace que el calor sea más envolvente.