Bocaditos de frutas secas, pasas, naranjitas y miel

Hola, como les prometí, aquí les cuento la receta de estos bocaditos de frutas secas, pasas, miel y cascaritas de naranja que son una delicia.

Les tengo que ser completamente honesta, es una receta súper calórica, ideal para un crudo invierno, pero digo yo: si en navidad consumimos pan dulce, turrones, frutas secas y muchas otras “cositas” que por la temperatura de Buenos Aires no deberíamos comer,  porque no darnos un gusto y deleitarnos con estos riquísimos cuadraditos en cualquier época del año???. Lo que sí les puedo decir es que son súper energéticos!!

La verdad es que el nombre original de la receta era “masitas de Salzburgo” pero como nunca me acordaba el nombre y le cambie algunas cositas la rebautice con un nombre que me pueda acordar, porque ya a mis 40 no tengo tanta capacidad de retención, va… en realidad nunca la tuve…

Por último les cuento que, como la mayoría de las recetas que les cuento, estos bocaditos también se pueden freezar y el día de la celebración los sacas un par de horas antes y están listos para degustar. Y si piensan darle ese destino guárdenlos inmediatamente porque son una tentación irresistible!!

Ahora sí, como en todas mis tartas dulces voy a comenzar por la receta de la Masa Básica para tartas dulces. Que para que tengan una idea, los ingredientes necesarios son:

170 gr de manteca

2 cucharadas de azúcar impalpable

2 cucharadas de agua fría

2 yemas

1 pizca de sal (es para realzar el sabor de todos los ingredientes)

300 gr de harina 0000

½ cucharadita de esencia de vainilla

Con la masa ya lista, estirarla y forrar una asadera o placa rectangular de unos 30 x 25 cm de lado. Pincharla con un tenedor. Les recomiendo que con la masa hagan bien altos los bordes de la asadera, porque en el horno es posible que la preparación burbujee y crezca mucho. Llevar al horno a temperatura moderada (180°C) y cocinar o blanquear, es decir sólo por 10 o 15 minutos como para pre cocer la base de la tarta. La idea es que quede “blanca”, de ahí su nombre de blanquear. No es necesario dejarla enfriar para poner el relleno.

 

Relleno de frutas secas

200 gr de frutas secas (las que quieras, las que tengas, las que te gusten)

50 gr de pasas

50 gr de cascaras de naranjas confitadas cortadas bien chiquititas

200 gr de miel

130 gr de crema de leche

90 de azúcar

100 gr de manteca

 

En una cacerolita colocar la manteca, miel, crema y azúcar y cocinarlos hasta que los ingredientes se integren.

Luego agregar las frutas secas, pasas y cascaritas de naranjas (si no las tienen, pueden reemplazarlas por ralladura de una naranja, que si bien no es igual, por lo menos va a estar presente ese gustito cítrico característico). A partir de aquí hay que revolver la preparación constantemente para que no se pegue en el fondo. Van a notar que al cabo de unos minutos comienza a espesarse. Esta lista la preparación cuando notan que con la cuchara de madera trazan una raya en el fondo de la cacerola y ésta tarda en unirse.

Una vez que está listo el relleno, lo vuelcan sobre la masa pre cocida y lo llevan al horno por unos 10 o 15 minutos más. Con esta segunda vuelta al horno la masa de la tarta va a tomar coloración.

Una vez fuera del horno, cortar en cuadrados cuando la tarta aún este tibia, pero separarlos en bocaditos cuando estén completamente fríos.

 

Otra forma de deleitarse con esta receta es hacerla versión de tarta y servirla en la clásica presentación circular y así te ahorras el paso de cortarla en cuadraditos!!

 

PARA TENER EN CUENTA: a veces la preparación de la miel y frutas secas burbujea mucho cuando se está en el horno y puede llegar a hacer un enchastre, por eso les recomiendo poner la asadera más grande bajo la que placa en la que hagan los cuadraditos y así llevar al horno las dos juntas, entonces, en caso de que desborde no habrá problemas y nos aseguraremos que el horno quede completamente limpio!!

 


Alfajorcitos de maicena rellenos con mucho dulce de leche

Hola, ahora que pasamos las fiestas y ya con los aires instalados en toda la casa y los interiores de placard puestos, tengo más tiempo de sentarme a escribir la receta de estos riquísimos alfajorcitos de maicena!! Ideales para acompañar toda torta de cumpleaños. A los chicos y a los grandes les encantan! Además, se pueden freezar y tenerlos listos para cualquier ocasión. Ojo, hay que tener cuidado del ataque nocturno de los maridos dulceros!!

Les cuento que esta fue la única receta que me paso mi mamá, digamos que  hace como unos… 25 años!! Auuuu… Como pasa el tiempo…  Así que lo que hoy les comparto es casi una reliquia familiar!! Mi mamá siempre los hacía para nuestros cumple: por suerte somos 5 hermanos así que disfrutábamos de ellos casi unas 7 veces en el año, lo cual era una pena por lo ricos que son (no hice mal las cuentas, también para los cumples de mi papa y ella se lo pedíamos, a veces teníamos suerte, a veces no…).

Esta es una foto de mi hoja de recetas, copiada hace muchos años del cuaderno de recetas de mi mamá.

 

Ahora manos a la obra: ALFAJORCITOS DE MAICENA

200 gr de manteca

1 taza de azúcar

3 cucharadita de polvo de hornear

1 pizca de sal (es para realzar el sabor de todos los ingredientes)

3 huevo

1 cucharadita de esencia de vainilla

3 taza de harina 0000 (es la que se usa para cualquier receta de pastelería, la 000 es ideal para panes y pizza)

2 tazas de almidón de maíz (más conocida como maicena…)

Ralladura de limón (opcional) Los verdaderos no tienen pero a mi me encantan con ese gustito a limón.

1kg de dulce de leche repostero

150 gr de coco rallado

Dejar la manteca en un bol fuera de la heladera hasta que esté tipo pomada (… o unos 30 segundos en el microondas…). Incorporarle el azúcar y batir hasta que la preparación quede blanca (puede ser con batidora para no cansarse tanto!).

Agregar los huevos, la ralladura y la esencia. Mezclar bien hasta que todos los ingredientes queden totalmente integrados. 

Sumarle los ingredientes secos: sal, polvo de hornear, harina y el almidón de maíz previamente tamizados y unir sin amasar. La masa debe ser muy tierna dado que tiene mucho almidón. Reitero, para no crear proyectiles en lugar de tapitas de alfajor: no hay que amasarla mucho.

Una vez lista la masa, dejarla en la heladera  como mínimo 1 hora o 1 dia que es lo ideal!!.

Por último estirarla, utilizado el cortante del diámetro que desees y colocarlos en una placa enmantecada. Llevarlas al frío del freezer para que conserven mejor la forma durante la cocción.

Una vez congeladas ahora sí llevarlas al horno a temperatura moderada (200 grados) por aproximadamente 10 minutos o hasta que la base de  la tapita este doradita por abajo… es decir HAGAN PISO!

Una vez cocidas y frías las tapitas se pueden armar los alfajorcitos con el dulce de leche repostero, después se pasan por coco rallado y listo!!!

Te cuento que para evitar que se quiebren cuando se rellenan, en especial cuando los más chiquititos nos ayudan, lo ideal es freezar las tapitas y armarlos mientras aún están congeladas. Además, es más fácil hacerlo usando una manga y si el dulce de leche repostero es muy espeso es conveniente ablandarlo apenas poniéndolo unos segundos en el microondas.

Lo ideal es guardarlos una vez armados en un lugar fresco por unos días, dos o tres son suficientes, si es que se aguantan uds o su familia, y recién ahí disfrutarlos. Con ese tiempo de estacionamiento los sabores se intensifican y el gusto es otro. Pero la verdad es que cuando los hago para casa me cuesta mucho respetar esos tiempos, y cuando los hago para un evento les tengo que poner varios candados para que sean atacados por ladrones nocturnos!!

Para tener en cuenta: con estas cantidades se pueden hacer 50 alfajorcitos.

TIP: si queres hacerlos originales, podes colorearlos utilizando colorante vegetal que lo incorporas con la manteca. Esto le da un toque diferente y podes combinarlos con el resto de la decoración del salón. Yo los hice de color rosa para el cumple de Tatiana.

Mini merenguitos con dulce de leche

Hola!! ¿Alguna vez te paso que hiciste un lemon pie y te sobro merengue? A mí me ocurre todo el tiempo y antes lo tiraba, pero ahora hago estos mini merenguitos!!.

Mi mamá es fanática de los merengues con crema o dulce de leche. De chiquita su papá, o sea mi abuelo, la llevaba a la antigua confitería El Molino (la histórica de Callao y Rivadavia) y se tomaban unos chocolates con merengues rellenos de crema (súper light!!, pero en esa época no se hablaba del tema…) y tal vez por eso, porque le traen hermosos recuerdos es que le gustan tanto, vaya uno a saber… por ahí, es de puro gusto nomas y yo me hago toda la película… el tema es que ahora ella puede disfrutar de estos riquísimos petit fours a la hora del cafecito.

Además te pueden servir para rellenar un bizcochuelo con dulce de leche y darle con estos merenguitos ese toque crocante a la torta.

Si queres hacerlos porque te tente sólo necesitas claras y el doble de azúcar, y hacer el merengue como cualquier otro.

Para tener en cuenta a la hora de hacerlos:

  • Hacelos pequeños y uno al lado de otro uniformemente para que el calor del horno los cocine parejos, esto en gastronomía se llama estibar. Considera que con el calor crecen en volumen.
  • Hacelos sobre un papel manteca enmantecado. Después pone la asadera a la heladera para que la manteca se enfríe y no patinen cuando los estás haciendo. Si tenes, lo mejor es hacerlos sobre una plancha de siliconas.
  • Cocinalos en un horno suuuuuuppppper bajo, 50° es lo ideal, hasta que se sequen, que va a depender del tamaño y la humedad ambiente. Si no podes ponerlo tan bajo al horno, podes cocinarlos a mínimo y con la puerta abierta. Como mi horno eléctrico tiene una temperatura mínima de 100° los dejo apoyados sobre el aparato. Para que se den una idea de lo bajo que se tienen que cocinar, en invierno pongo directamente la asadera sobre el radiador!! Estan listos cuando se desprenden del papel manteca o plancha de siliconas y suenan a hueco, si queres estar seguro corta uno a la mitad y listo.
  • Una vez secos guardarlos en recipientes herméticos para que no se humedezcan, si esto llega a ocurrir ponelos unos minutos en el microondas.
  • También en podes rellenarlos con crema chantillí
  • Disfrutalos con toda la familia!!