Shot de Cheesecake

Hola!! Hace un tiempo publique en facebook la idea de hacer un shot de cheesecake en lugar de una torta.

Siempre los shot, ya sean dulces o salados, nos simplifican las tareas a la hora de un festejo. Ya sea para un cumpleaños o un almuerzo familiar, que en mi caso el numero no baja de 12 comensales!!, hay veces que un shot puede sernos una solución muy útil y practica para un postre, de esta forma nos evitamos el tener que cortar y servirlo.

Aquí les muestro diferentes postres presentados en shot:

Mousse de chocolate

Lemon Pie

Cheesecake de frutos rojos

Además, en el caso de un evento, se pueden comprar los vasitos de shot descartables, le pegas un sticker a cada uno y completas una linda mesa dulce.

Armarlos es una tarea muy simple, en este caso yo te muestro el paso a paso de un shot de cheesecake con salsa de frutillas.

La idea se me ocurrió por estas divinas copitas que tengo de herencia familiar de mi marido, que hoy en día no se usan para nada, y una tarde, viéndolas como juntaban polvo en la alacena me inspire para usarlas para el postre del almuerzo familiar que tenía programado para el siguiente fin de semana. Así que hice una cantidad extra de cheesecake y arme estos shot!!

Lo primero, en la base puse unas mini tartaletas que tenía en el freezer hechas con la masa básica para tartas dulces, pero también se puede reemplazar por pedacitos de alguna galletita rica que tengas en tu alacena.

Después le agregue la mezcla de cheesecake.

Luego le sume una cucharadita de salsa de frutillas que tenia en la alacena.

Nuevamente el mix de cheesecake y,

Y luego otra vez salsa o mermelada de frutillas.

Y así sucesivamente hasta completar la copita.

Guardar en la heladera hasta el momento de servir.

También se les puede incorporar frutillas o cualquier otro fruto rojo que tengamos en la heladera y/o freezer.

Recuerden esta idea como una solución para tus postres, en especial cuando la decoración no sea tu fuerte!!!


Orange cheesecake

Orange CheeseCake_tortasInfantiles.com.ar

Hola!! Hoy publico la receta de este cheesecake de naranja en especial para Gache que me la pidió los otros días. La realidad es que estaba convencida que ya la había subido al blog por lo fácil y rica que es, pero no, por eso cumplo con lo prometido y aquí se las cuento. En lo personal es uno de mis favoritos, porque adoro ese sutil sabor cítrico.

Por suerte, como todos los cheesecake, la podemos prepararla con mucha anticipación (de 2 a 3 meses) y el día elegido la sacamos del freezer, esperamos que se descongele, le agregamos la salsita de naranjas y quedamos genial!!!

También lo hago en diferentes tamaños, ya sea como la torta de unos 20 cm de diámetro o en presentaciones más pequeña como para compartir con una persona o individual para comerlo como postre. La mini que hago tiene el tamaño ideal como para sacarse un antojo de algo dulce y fresco en estas noches de verano.

 

ORANGE CHEESECAKE

Para la base usamos la misma receta básica que les pase anteriormente de Masa Básica para tartas dulces.

Para que lo tengan en cuenta les cuento los ingredientes que necesitan para la Masa Básica para tartas dulces:

 

85 gr de manteca

1 cucharadas de azúcar impalpable

1 cucharadas de agua fría

1 yemas

1 pizca de sal (es para realzar el sabor de todos los ingredientes)

150 gr de harina 0000

½ cucharadita de esencia de vainilla

             

Y el resto de los ingredientes son los siguientes:

500 gr de queso crema sin sal

80 gr de crema de leche

80 ml de jugo de naranjas

10 ml de jugo de limón

200 gr de azúcar

2 claras

2 yemas

Ralladura de naranja y limón

15 gr de gelatina sin sabor hidratada en 75 ml de agua

 

Salsa de naranjas

1 naranja

100 ml de jugo de naranjas

100 gr de azúcar

2 gr de gelatina sin sabor hidratada en 10 ml de agua

Cascara de naranja cortada en tiritas

Estirar la masa, y forrar con ella una tartera o hacer un disco de base. Pinchar toda la masa con un tenedor para que a la hora de la cocción no se englobe.  Llevarla a un horno precalentado a una temperatura media, digamos unos 180° a 200° y cocinarla hasta que se dore, lo que puede demorar entre 20 y 30 minutos según el horno, tienen que verla “doradita a la tarta”. Reservar.

Por otro lado, batir la crema con 2 cucharadas de azúcar a medio punto o semibatida, es batir la crema un poco, no debe llegar a estar tan compacta como para hacer la crema chantilly, otro dato: es cuando los dibujos que deja el batidor desaparecen enseguida. En este caso es mejor que quede muy floja a pasarnos y hacer crema chantilly o (en el peor de los casos) manteca!!! Reservar.

Reservar 140 gr de azúcar para el merengue, 1 cucharada agregarlo al queso crema y el resto incorporarlo al jugo de naranja. Batir el queso crema un poco y luego agregarle la crema semibatida y las ralladuras de limón y naranja. Reservar.

En una tacita hidratar la gelatina sin sabor con los 75 ml de agua. Para evitar que se formen grumos, siempre se espolvorea el polvo de gelatina sobre el agua mientras que revolvemos. Calentarlo en el microondas por 30 segundos y tenerlo listo para el momento de usarse. La gelatina es necesaria ya que es lo que le da consistencia a la torta.

Calentar en una cacerolita el jugo de naranja, el de limón, las yemas y el azúcar y cocinar hasta que llegue a punto de ebullición. Luego sumarle la gelatina hidratada.

Por último hay que hacer un merengue suizo (o cocido), como el preparado para el lemon pie, pero usando sólo 2 claras y los 140 de azúcar que se habían reservado. Uso este merengue cocido para asegurarme que sea apto bromatológicamente hablando y que no se caiga con el paso de las horas.

Ahora sí entonces mezclamos todas las preparaciones. A la crema con queso crema le incorporamos la gelatina sin sabor y jugos y por último agregamos el merengue cocido en forma envolvente.

Una vez bien fría la masa de tarta cocida se le agrega la mezcla anterior y se la deja en la heladera por lo menos por 8 hs. Si queres lograr una terminación perfecta podes ver lo que escribí anteriormente en Trucos para hacer un cheesecake o torta de mousse perfecta.

Para hacer la salsita de naranjas hay que hacer un almíbar con el agua, el jugo de naranja y el azúcar, es decir ponerlo en otra cacerolita y llevarlo a hervor por 5 minutos, colarlo y luego agregarle la gelatina sin sabor.

Aparte, pelar la naranja con pelapapas para lograr crear tiras largas. Asimismo, cortar esas tiras en tiritas bien finitas. Ponerlas en una cacerolita y llevarlas a hervor por 3 minutos, luego descartar el agua y volver hacer el procedimiento unas 6 veces. Esto se hace para quitarles el amargor a las cascaritas de naranjas.  Luego incorporarlas sin agua al almíbar realizado y reservar.

Unos minutos antes de servir se le agrega la salsa de naranjas con las naranjitas a la torta ya fría y listo!!

 

Un clásico imperdible: flan

Hola!! Ustedes se preguntaran el porqué del nombre y la respuesta es muy simple: esta receta me la paso mi tía-madrina Adriana hace muchos años atrás y yo la he utilizado todos este tiempo con resultados más que buenos.

 Para mí el flan es un postre que siempre te salva en un almuerzo o cena. Diría que casi nadie lo considera a la hora de elegirlo como final de una comida, y lo mal que hacen!! porque es súper rico, simple, rápido y hasta diría económico. Lo que no voy a decir es que es ligth, pero… importa??? …cuando es tan rico… y si a este postre le agregamos los complementos  casi inseparable: dulce de leche y crema  lo convierte en algo soberbio!! 

Después de tanta propaganda aquí va la receta, que es tan fácil que de ahora en adelante nunca más vas a pensar en comprar uno de cajita!!

 

FLAN:

230 gr de azúcar

650 ml de leche

Esencia de vainilla

8 huevos

 

Para el caramelo:

200 gr de azúcar

 

Encender el horno a una temperatura moderada, 180° a 200°.

Batir ligeramente los huevos con el azúcar, agregar la leche y la esencia.

Cubrir con el caramelo a la flanera.

Verter la preparación en la flanera, y llevar a horno moderado, 200°C y cocinar a Baño de María (es decir, poner la flanera sobre una fuente con agua) por 40 minutos aproximadamente. Sabemos que está listo cuando el flan se despega de los bordes.

Dejar enfriar y llevarlo a la heladera por varias horas, pero lo ideal es dejarlo por 1 día. Este es el secreto para que cuando lo desmoldes no te asegures de que no se te rompa. Además, en ese tiempo los sabores se intensifican, el azúcar del caramelo comienza a disolverse y eso le aporta un sabor extra al flan.

Respecto de cómo hacer el caramelo, yo les paso mi técnica: pongo el azúcar en una cacerolita de a poco, no hecho todo junto, a medida que ésta se va derritiendo voy agregando más, de esta forma puedo ir revolviendo sin temer que se me hagan esos grumos de azúcar que son casi imposibles de disolver!!  El tema es algo químico, lo importante que hay que saber es que  sólo hay que revolver cuando la cantidad de azúcar disuelta sea mayor que la sólida. Ese es el gran secreto. Mi mamá hace el caramelo a ojo, en la misma flanera y a veces se le quemaba, cuando me vio hacer esto al principio me miro con recelo, me dijo que se me iban a hacer grumos, que ella lo hacía y patatin patatan, pero después cuando descubrió los resultados dijo: el que sabe, sabe y el que no, aprende. Y ese comentario en mi mama es algo para considerar!!.  Una vez obtenido el caramelo esparcirlo sobre la flanera.

Ahora bien, le voy a contar algunos mitos sobre los flanes:

El flan con agujeros, tan característico del gusto argentino: respecto de este mito lamento tener que informarles que aunque aquí nos encante este tipo de “terminación”, en Europa, principalmente en Francia nos lo tirarían por la cabeza!!. Estos agujeros se producen por la sobre cocción del flan!! Años tratando de entender porque a veces aparecían y otras veces no!! Menos mal que en la escuela de pastelería me lo contaron, una intriga menos… Igual en general trato de hacerlo con agujeros, a mi familia le encanta así, y si no los tienen me los reclaman. Pero como dijo mi marido: con o sin agujeros esta buenísimo!! Si te sale sin decís que es al estilo europeo y quedas muy chic, si te sale con es bien argento!!

El papel que se le pone en la base de la fuente con agua produce los agujeros al flan: noooooo.  La única utilidad del papel es inmovilizar la flanera. Cuando el agua entre en estado de ebullición puede llegar a mover la flanera y esto no es bueno para el postre, con el papel (que puede ser desde el rollo de cocina como el diario que encontremos  por ahí!!).

Contado todos los secretos y mitos urbanos que rodean al flan les agrego que para mí este postre es como un caballito de batalla, se puede hacer un flan grande o varios individuales como el que les muestro en la foto, demás esta aclarar que con el salseado de dulce de leche no convenzo a nadie, no??? Ustedes hagan el que consideren, pero tengan este postre en la cabeza que les aseguro que los salva!!