Alfajorcitos de chocolate bien oscuritos

Hola!! Hoy les voy a contar una receta que tengo hace unos cuantos años!! Estuvo perdida en una caja mucho tiempo, porque cuando me fui a vivir a Colombia (vivir es una forma de decir,  porque solo estuvimos 6 meses, pero aprendimos mucho y fue una muy buena experiencia). La cuestión es que la receta se dio el lujo de pasear por barco como unos 5 meses (entre ida y vuelta), y después se quedo encerradita en la misma caja donde viajo tanto tiempo esperando la mudanza definitiva dentro de Argentina (otro año tuvo que esperar la pobre …). Pero hace unos meses la desempolve y aquí se las cuento.

ALFAJORCITOS DE CHOCOLATE Y DULCE DE LECHE

1 Huevo

4 yemas de huevo duro (si leyeron bien!! Hagan 4 huevos duros y después separen las yemas)

200 gr de manteca

10 cucharadas de azúcar

2 ½ tazas de harina 0000

½ taza de cacao amargo

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

5 ml de jugo de limón (digamos unas gotas)

1 pizca de sal

750 gr de dulce de leche (o hacer crema gitana, si los queres masssss chocolatosos)

c/n de Cacao Dulce (puede usarse el que se utiliza para disolver con leche)

Lo primero es hervir los 4 huevos para que una vez fríos se puedan separar las yemas cocidas. Sé que les suena raro esto de yemas cocidas, pero aportan a la masa una suavidad increíble, los hace mucho más “friables” como se dice en pastelería.  Luego tamícenlas con un colador ( por eso la pobre estuvo encerrada tanto tiempo…, es algo trabajosa, pero mi hija se acordaba y me los pidió, y SI, es hija única!!).  Luego tamizar las yemas y reservarlas para después usarlas en la preparación de estos ricos alfajorcitos de chocolate.

Por otro lado batir la manteca tipo pomada con el azúcar hasta integrar ambos ingredientes.

Agregarle los siguientes ingredientes, de a uno por vez, batiendo después de cada adición: huevo entero, las yemas de huevo tamizadas, el bicarbonato de sodio, la sal, el jugo de limón y el cacao amargo tamizado.

Cuando todo esté totalmente integrado incorporar la harina, volcar en la mesada y amasar o mejor dicho fresar (es una especie de amasado pero usando la palma de la mano y estirándola)  y unirla ligeramente hasta obtener un bollo liso y tierno, pero que no se pegotee, si fuese necesario agreguen un poquito más de harina. Una vez lista la masa, dejarla en la heladera  como mínimo 1 hora, aunque lo ideal es de un día para otro.

Por último estirarla, espolvoreando la mesada con cacao dulce para conservar mejor el color oscuro de la masa de chocolate. Cortar las tapitas para los alfajorcitos y acomodarlos en una placa o asadera enmantecada. Llevarlos a la heladera por unos 30 minutos para que el frio haga que luego durante la cocción las piezas no se deformen en el horno.

Encender el horno a un fuego moderado, es decir unos 180° a 200°.

Transcurrido ese tiempo llevarlos al horno y cocinarlos como unos 10 a 15 minutos, pero tienen que prestar mucha atención con su sentido del olfato porque aquí no puede verse cuando las piezas hacen piso, ya que su color es muy oscuro. Cuando vuelan un rico aroma a galleta horneada seguramente estarán listas!! Pero para mayor seguridad vean que la galleta este cocida, es decir que estén totalmente opacas, si aun están brillosas colóquenlas en el estante superior del horno de modo que la cocción sea más por arriba que por abajo. Sino sáquenlas del horno y déjenlas que se enfríen en la misma placa y que el calor de la asadera termine de cocinarla.

Ya teniendo las tapitas cosidas y frías, se pueden armar los alfajorcitos, pero muchas veces nos pasa, en especial cuando los mas chiquititos nos ayudan!!! (y  de eso tengo tanta experiencia que hasta puedo dar cátedra!!!) que cuando le ponemos el dulce de leche  (o la crema gitana, si lo prefieren) y los tapamos se nos/se les quiebran, para evitar esto es conveniente (y también ahorrarles la frustración por algo que tiene solución) lo ideal es freezar las tapitas y rellenarlas mientras están congeladas.

Para rellenarlas más fácil les aconsejo usar una manga y si el dulce de leche repostero o la crema gitana son muy espesos es conveniente ablandarlo apenas poniéndolo unos segundos en el microondas.

Una vez rellenos, pasarlos por cacao dulce y LISTO!!

TIP:  una vez que están armados y listos es ideal dejarlos estacionados en un lugar fresco y seco por unos días, tipo 3 o 4 mínimo y un máximo de 10 días. si es que aguantan en no comerselos!!. Con este reposo, los alfajorcitos toman mejor gusto, una humedad propia del dulce con el que están rellenos, por otro lado esto también nos permite organizarse mejor cuando estamos preparando cositas dulces para un evento porque haces las tapitas con mucha anterioridad, los freezas y 7 dias antes los armas. Este TIP se aplica para todos los alfajorcitos.

 

Si no te animas o no queres hacerlo vos, no te preocupes, nosotros lo hacemos por vos. Escribinos a leticia@tortasinfantiles.com.ar o por mensaje en facebook y pedinos lo que más te guste.