Bocaditos de frutas secas, pasas, naranjitas y miel

Hola, como les prometí, aquí les cuento la receta de estos bocaditos de frutas secas, pasas, miel y cascaritas de naranja que son una delicia.

Les tengo que ser completamente honesta, es una receta súper calórica, ideal para un crudo invierno, pero digo yo: si en navidad consumimos pan dulce, turrones, frutas secas y muchas otras “cositas” que por la temperatura de Buenos Aires no deberíamos comer,  porque no darnos un gusto y deleitarnos con estos riquísimos cuadraditos en cualquier época del año???. Lo que sí les puedo decir es que son súper energéticos!!

La verdad es que el nombre original de la receta era “masitas de Salzburgo” pero como nunca me acordaba el nombre y le cambie algunas cositas la rebautice con un nombre que me pueda acordar, porque ya a mis 40 no tengo tanta capacidad de retención, va… en realidad nunca la tuve…

Por último les cuento que, como la mayoría de las recetas que les cuento, estos bocaditos también se pueden freezar y el día de la celebración los sacas un par de horas antes y están listos para degustar. Y si piensan darle ese destino guárdenlos inmediatamente porque son una tentación irresistible!!

Ahora sí, como en todas mis tartas dulces voy a comenzar por la receta de la Masa Básica para tartas dulces. Que para que tengan una idea, los ingredientes necesarios son:

170 gr de manteca

2 cucharadas de azúcar impalpable

2 cucharadas de agua fría

2 yemas

1 pizca de sal (es para realzar el sabor de todos los ingredientes)

300 gr de harina 0000

½ cucharadita de esencia de vainilla

Con la masa ya lista, estirarla y forrar una asadera o placa rectangular de unos 30 x 25 cm de lado. Pincharla con un tenedor. Les recomiendo que con la masa hagan bien altos los bordes de la asadera, porque en el horno es posible que la preparación burbujee y crezca mucho. Llevar al horno a temperatura moderada (180°C) y cocinar o blanquear, es decir sólo por 10 o 15 minutos como para pre cocer la base de la tarta. La idea es que quede “blanca”, de ahí su nombre de blanquear. No es necesario dejarla enfriar para poner el relleno.

 

Relleno de frutas secas

200 gr de frutas secas (las que quieras, las que tengas, las que te gusten)

50 gr de pasas

50 gr de cascaras de naranjas confitadas cortadas bien chiquititas

200 gr de miel

130 gr de crema de leche

90 de azúcar

100 gr de manteca

 

En una cacerolita colocar la manteca, miel, crema y azúcar y cocinarlos hasta que los ingredientes se integren.

Luego agregar las frutas secas, pasas y cascaritas de naranjas (si no las tienen, pueden reemplazarlas por ralladura de una naranja, que si bien no es igual, por lo menos va a estar presente ese gustito cítrico característico). A partir de aquí hay que revolver la preparación constantemente para que no se pegue en el fondo. Van a notar que al cabo de unos minutos comienza a espesarse. Esta lista la preparación cuando notan que con la cuchara de madera trazan una raya en el fondo de la cacerola y ésta tarda en unirse.

Una vez que está listo el relleno, lo vuelcan sobre la masa pre cocida y lo llevan al horno por unos 10 o 15 minutos más. Con esta segunda vuelta al horno la masa de la tarta va a tomar coloración.

Una vez fuera del horno, cortar en cuadrados cuando la tarta aún este tibia, pero separarlos en bocaditos cuando estén completamente fríos.

 

Otra forma de deleitarse con esta receta es hacerla versión de tarta y servirla en la clásica presentación circular y así te ahorras el paso de cortarla en cuadraditos!!

 

PARA TENER EN CUENTA: a veces la preparación de la miel y frutas secas burbujea mucho cuando se está en el horno y puede llegar a hacer un enchastre, por eso les recomiendo poner la asadera más grande bajo la que placa en la que hagan los cuadraditos y así llevar al horno las dos juntas, entonces, en caso de que desborde no habrá problemas y nos aseguraremos que el horno quede completamente limpio!!