Pan Dulce para estas fiestas!

Hola!! Hoy que tengo un tiempito libre aprovecho para compartir esta receta de Pan Dulce. Reconozco que este paro de la producción es por fuerza mayor, ya que en casa están instalando todos los aires acondicionados. Si Dios quiere y el tiempo nos acompaña, a partir de mañana tendré mi cocina refrigerada y ya no sufriré tanto el calor, aunque para serles sincera estoy como inmunizada, pero es que también en esta época del año, ya sea por razones climáticas o por exceso de trabajo, trato de cocinar todo muy temprano, en casa a las 5 de la mañana el horno y las batidoras arden!!. Creo que el que va a estar realmente feliz con la cocina refrigerada es mi marido así que no va a tener que escuchar tanto ruido cuando el mundo no gira (según lo que dice él, pero mi mundo a esa hora da trompos y todo!!).

Como es mi costumbre ya me fui de tema, retomándolo, no es difícil hacer pan dulce, y la masa es de la familia del pan brioche, es decir una masa muy tierna para trabajarla, con mucha manteca y huevos. Lo que se necesita es prestar atención al leudado de la masa, y en esta época de tanto calor en Buenos Aires es posible que nos ocurra, y si eso llega a suceder, el bollo pasa de ser un globo hermoso a ser una masa chata y sin forma ni gracias.

La receta que hoy les doy es para un pan dulce de 1 kg. Pero lo que les aconsejo es hacer 2 panes de ½ kg o 4 de ¼ kg. Se cocinan más rápido, más parejo y además podemos regalárselos a familiares y amigos, pero no hagan como yo que a mis 20 años llegue al colmo de hacer 25 pan dulces para regalar llevándome todos los ingredientes a la costa, si, leyeron bien, me fui un fin de semana previo a las fiestas a Pinamar y me lleve todos los ingredientes y volví con los 25 panes dulces!! Solo yo!! Recuerdo que entre leudado y leudado me iba a la playa. Menos mal que siempre mis parejas me entendieron mis locuras… o no les quedaba otra??? No sé, la cuestión que cuando tenía 15 años comencé con la tradición de regalar panes dulces para las fiestas. Todo era una locura porque cuando comencé la facultado los últimos finales eran por el 22-12 y ahí corriendo a comprar todo, a hacerlos, a entregarlos!!! De los 4 o 5 iniciales, terminaron siendo como veintitantos, porque mis hermanos (que ya somos 5) comenzaron a pedir que les haga para la familia de sus mejores amigos y así se fueron sumando y sumando, y para hacerlo mas sencillito venían con especificaciones: que fulano lo quiere solo con nueces, que mengano le gusta con fruta seca nada mas, y… a mis 25 años dije basta y concluí la tradición!! Ahora hace unos años que volví a hacerlos pero solo para consumo familiar y por ahí los preparo el mismo 24 o 31. Pero este año hice unos chiquititos, mini, mini, de 110 gr. para regalar, los hice en un ratitito, Uds también pueden hacer lo mismo.

 

PAN DULCE

Para la masa previa

8 gr de levadura fresca

65 cm3 de leche

100 gr de harina 0000

1 cdita. al ras de miel (o 3 grs)

Para hacer la masa previa solo tenes que mezclar todos los ingredientes y amasarlo hasta integrarlos bien. Te va a quedar una masa muy tierna. Dejala levar hasta que duplique su volumen en un lugar alejado de las corrientes de aire, tapada con un film o separador, la idea es que la masa no pierda la humedad, pero no tiene que adherirse al film.

Luego seguís con el resto de los ingredientes:

75 gr de azúcar

15 gr de miel

2 huevos

4 gr de sal

1 cucharada de esencia de vainilla

1 cucharada de esencia de pan dulce

1 cucharada de agua de azahar

Ralladura de limón

Ralladura de naranja

25 gr de levadura fresca

235 gr de harina 0000

85 gr de manteca blanda 

400 gr de fruta seca, abrillantada y/o pasas de uva

Con la temperatura de estos últimos días (35°) mientras va levando la masa previa, aproximadamente en unos 15 minutos, es conveniente ir haciendo la mise and place, o sea, preparando todo el resto de los ingredientes como para continuar con la receta.

Mezclar en un bols: el azúcar, la miel, los huevos, la sal, las esencias, el agua de azahar y las ralladuras. Y cuando este lista la masa previa, la cortamos groseramente y la incluimos en la mezcla anterior.

Luego le incorporamos la levadura y la harina y comenzamos a amasar. Serán como unos 6 minutos. Después vamos incorporando la manteca, que tiene que estar super blanda, mientras continuamos amasando por otros 4 minutos mas y hasta que se despegue la masa de la mesada o bols . La masa es bastante blanda y chiclosa, de ser necesario podes agregarle un poquito mas de harina.

Dejas descansar la masa por unos 15 minutos y luego la estiras y le pones toda la fruta dentro. Lo enrollas como si fuera un arrollado y lo cortas en varias porciones que vas superponiendo, esto se hace para no amasar mucho el bollo con la fruta y malograr la masa. La idea es distribuir uniformemente la fruta entre la masa evitando en lo que se pueda el amasado.  Si tenes un cornet es ideal usarlo en estos momentos para cortar la masa, sino usa un cuchillo de filo liso.

Ahora sí encende el horno para que vaya tomando temperatura.

Luego separas en bollos del tamaño deseado y los dejas otros 15 minutos.

Pasado ese tiempo los volves a bollar y lo pones dentro del molde deseado. Ahora sí, lo dejas duplicar su volumen y luego lo llevas a un horno muy caliente. Lo dejas a esta temperatura unos 10 minutos, como para que se forme la crosta y luego bajas el fuego a moderado para que se cocine por dentro. El tiempo de horneado dependerá del tamaño del pan dulce.

Los chiquititos, de 110 gr, los cocine en 20 minutos, por eso me gusto el tamaño, todo se hizo muy rápido y además pude compartirlo con amigos y vecinos.

Si te gusta darle una terminación brillosa apenas salen del horno los podes pincelarlos con almíbar varias veces.

 

SECRETITO: si le pones fruta abrillantada, antes de cortarla lavala con agua para sacarle toda el azúcar que la recubre. Después cortala y pasala por harina. El hecho de dejar la fruta con el azúcar puede bloquear la levadura y hacer que el pan dulce no crezca.