Pan Multicereal

Hola! Hoy las quiero animar a hacer este pan multicereal, sáquenle el miedo a las masas con levaduras, no son tan complicadas, se lo dice una persona que la materia panadería le costó muchas, pero muchas horas de taller amasando panes de diferentes tipos, finalmente la aprobé con 8, pero yo era alumna 10 y me bajo el promedio!!!. La realidad es que no es por el promedio, pero fue una de esas materias que le dedique mucho tiempo y siento que no termine de aprender, lo que es lógico porque lo demás lo venía haciendo desde muy chiquitita, pero el amasado fue algo nuevo para mí.

Esta receta de pan integral que les doy es fácil, rica y nutritiva, anímense! Y la escribo principalmente para Ernestina, una vecina del barrio que lo probó y le encantó.

 

Ahora manos a la masa: PAN MULTICEREAL

50 gr de levadura fresca

2 cucharadas de azúcar

400 gr de harina integral fina o extrafina (lo que encuentren en la dietética)

400 gr de harina 000 o 0000 (lo que encuentren en el supermercado, porque hoy en día está limitada su compra)

500 ml de agua tibia aproximadamente (según la necesidad de la harina)

2 cucharadas de aceite (girasol, oliva, maíz, etc, el que quieran)

22 gr de sal (sí es un montón!, son como 3 ½ cucharaditas de sal)

100 gr de semillas, otros tipos de harinas y/o frutos secos (pueden ser semillas de girasol, lino, sésamo, germen de trigo, centeno, nueces, almendras, etc)

Disolver en un bols la levadura fresca en sólo 300 ml de agua tibia y agregar las 2 cucharadas de azúcar, cuando todo esté bien mezclado, espolvorear algo de la harina blanca sobre la preparación y dejar tapado con un repasador en un lugar calentito hasta que haga una especie de espuma. Calculen que normalmente esto tomará unos 10 minutos, aproximadamente.

Tostar las semillas y frutas secas en una cacerolita o sartén. Yo personalmente no le agrego frutos secos, pero mi hermana y cuñada si lo hacen, así que se los cuento como opción. Ojo que se tuestan en un minuto, y si se pasan de punto toman un sabor horrible. Sólo tuesto las semillas de girasol y lino, porque las de sésamo comienzan a explotar como cuando hago pochoclo y esa no es la idea!

Ahora sí comienzo a amasar uniendo la espuma de levadura con las harinas, el aceite y la sal disuelta en otros 200 ml de agua tibia (para ayudar al leudado). Y amaso, amaso, le agrego el agua restante en caso de necesitarla, y sigo amasando y se la doy a mi marido, la pongo unos minutos en la máquina y otra vez con mis manos, así estoy como unos 10 minutos en esta tarea. Imposible mostrarle en una foto la técnica del amasado, igual no soy una experta en la materia, pero estos panes (porque salen dos con esta receta) los hago semana por medio ya sea para comerlo en casa o regalárselos a vecinos y amigos. Volviendo al tema del amasado, lo importante es no desgarrar la masa. Les tiene que quedar un bollo liso y tierno sin que se les pegotee en las manos. En este momento podes probar como está de sal la masa, mejor que le falte y no que le sobre!, pero recuerden que tiene que estar algo saladita porque después va a duplicar el volumen, en este momento está concentrado y crudo el sabor.

Una vez que tenemos el bollo, yo lo divido en dos partes iguales y hago dos bollos más pequeños. Con esta cantidad de ingredientes hago 2 panes de 750 gr aproximadamente cada uno, usando budineras de 20 cm de largo. Pero si queres hacer  un maxi pan nada te lo impide!!.

Lo importante es poner el/los bollos en bols por separado y taparlos con film, separador u otra cosa que impida que se seque la masa. Después también los cubro con un repasador para mantener un poco más el calor. Y ahí lo dejas levando o haciendo “noni” (como le digo a mi hija, que aun no maneja el tema de la ansiedad) hasta que duplique el volumen, lo que representa más o menos 40 minutos dependiendo si es invierno o verano.

Después hay que desgacificarlo, es decir volcarlo a la mesada y aplastarlo para sacarle todo el aire y sí lo vuelvo a dejar chatito!! Y lo amasas nuevamente, con suavidad y por poco tiempo, es como unos mimos porque mi hija a esta altura ya quiere volver a amasar como la primera parte y noooo, es hacerle unos mimitos!!.

No desesperes que ya estamos en la última parte!. Por último hay que aceitar el molde dónde va a ir el bollo, si queres podes espolvorear con semillas para que queden adheridos al pan. Luego poner el bollo dentro pero ya con la forma de pan y lo aplastas y nuevamente, lo tapas con el fims y el repasador y lo dejar duplicar su volumen nuevamente, que pueden ser otros 40 o 50 minutos más.

No te olvides de encender el horno a fuego fuerte (unos 260° o lo que dé tu horno) a los 25 minutos de haber puesto a levar los panes.

Con el horno bien caliente!! Pones los panes a cocinar por 25 minutos aproximadamente. Cuando lo saques, además de que esté dorado para saber si está listo hay que desmóldalo y golpearlo suavemente en la parte de abajo y te tiene que sonar a hueco.

Les juro que vale la pena hacerlo. Sé que lleva tiempo todo el proceso, el pan requiere que uno esté presente, cuando lo hago en casa, elijo el momento del día en el que sé que me voy a quedar en casa por esa tarde o mañana entera, pero salvo el amasado de los 10 minutos, después no es muy trabajoso, sólo requiere atención.

Para conservarlo podes guardarlo en la heladera o en el freezer ya sea entero o una vez frío cortado en rodajas. Yo tengo en la heladera algunas rodajas y el resto lo voy manteniendo en el freezer para evitar que pierda su frescura.