Panqueques para toda hora

Hoy tenía pensado publicar otra receta, pero como es fin de semana largo da como para juntarse con mucha gente y esta es una receta ideal para esos momentos por lo fácil y práctico que son estos PANQUEQUES.

Además,  también pueden hacerse salados: a mi marido le encantan con jamón, queso y tomate, unos segundos de microondas y después un toque de salsa golf y lo haces una persona muy feliz!!. Además, con esta misma receta hago crepes (doblados en triangulitos)  y los relleno de con calabaza, ricota y muzzarella o con espinaca y ricota, esos son dos clásicos que siempre están en el freezer.

Esta receta la recomiendo porque fue la única de las que probé que me permitió freezarlos y a la hora de usarlos para cualquier relleno quedan impecables, no se quiebran, están como recién hechos. Yo los congelo en pilitas de a 2 o 3 y pongo un separador para ir sacando según las necesidades de antojo del momento!!!

Tengo que comentar que esta receta me la dió la prima de mi marido, que también estudia pastelería. Esta familia tiene la suerte de contar con 2 pasteleras!!! no saben los postres que servimos cuando nos juntamos, por ejemplo en el último asado servimos de postre unos bavarois de vainilla con salsa de frutos rojos y unos shot de orange cream cake!! El asado también estuvo riquísimo igual!!

 

PANQUEQUES:

20 gr de manteca derretida

120 ml de leche

70 gr tazas de harina 0000

1 pizca de sal

2 huevos

Si tenes licuadora es aún más fácil: pone los ingredientes líquidos primero (leche, manteca derretida y huevos), licua todo y mientras esta encendida agregale de a cucharadas los secos (harina + sal), de esta forma no se te pega la harina a en la licuadora.

Si no tenes licuadora, simplemente mezcla  con batidor todos los ingredientes en el mismo orden hasta conseguir una pasta homogénea y espesa.

Lo que es muy importante es dejar descansar la pasta en la heladera como mínimo 1/2 hora para que la harina se hidrate.

Pasado ese tiempo, calenta bien una sartén y/o panquequera (yo hago de a dos para hacer más rapído), pintá con manteca (o rocío vegetal, para que sea más light) y volcá en el centro un cucharón de la mezcla, y movelos como para que se distribuya  en toda la sarten.

Cuando en la superficie se empiecen a formar agujeritos, dalo vuelta y doralo del otro lado.

Disfrutalos calientes con dulce de leche, miel o salsa de frutos rojos. Disfrutalos como más te gusten!!!