Torta arcoíris con una pista de Hot Wheels

Hola!! Nuevamente han pasado unos días y yo no he publicado nada, pero es que en época de vacaciones me es difícil encontrar un momento para sentarme a escribir: mi hija me demanda mucha atención!!! …y las tardes dan para ir a la pile a tomar mate con chicos y amigos. Hoy, un día de lluvia y con mí hija en la colonia, me puedo sentar un ratito a contarles como hice esta torta de cumpleaños que no es ni más ni menos que una pista de Hot Wheels con un interior diferentes a las otras.

Manuel, el homenajeado, lo único que pidió que su torta al cortarla tuviese muchos colores, quería un arco iris dulce, el exterior le daba más o menos lo mismo. Entonces, su mamá me pidió que le haga una pista de autos para sus amados Hot Wheels, porque Manuel pasa horas jugando con ellos, pero sí me recalco que lo importante era que por dentro tuviese una paleta de colores digna de un buen pintor!!!.

Como esta torta era para chicos no quería hacer un bizcocho de manteca que resultara muy pesada, quería algo liviano, así que decidí hacer 6 bizcochuelos maravilla de 1 huevo cada uno y colorearlos con colorante vegetal. Primero hice el amarillo, luego el rojo, después naranja, celeste, verde y por último el violeta. Cada bizcochuelo los hornee en moldes de 25 cm de diámetro y con las cantidades de la receta crecieron 1,5 cm cada uno aproximadamente, así que la torta media como 9 cm de altura!! El colorante se lo agregue al batido de las yemas y a ojo. Calculen que necesitan colorante rojo, amarillo y azul, los restantes 3 surgen de la mezcla de los anteriores.  Para hacer cada bizcochuelo necesite: 60 gr de harina leudante, 1 huevos, 30 ml de agua, 80 gr de azúcar y 3 gr de polvo leudante. A cada uno los cocine de 10 a 15 min aproximadamente en un horno moderado. Lo que me pareció muy importante es forrar el molde (previamente enmantecado) con un disco de papel manteca y enmantecarlo nuevamente de forma de asegurarme que no se pegara el bizcocho. Después que se enfriaron todos los bizcochuelos, no espere un día mas para rellenarla, porque no tenia que cortarla!! Directamente arme la torta rellenándola con una crema chantillí. A los chicos les gusta mucho, es facilísima, económica y menos sensible a las altas temperaturas del exterior. Hagan una crema chantillí dulce, digamos con un 25% de azúcar respecto del peso de la crema, es decir: para 100 gr de crema, 25 gr de azúcar, que aunque parezca poco es más que suficiente. Realmente no recuerdo la cantidad de crema que utilice pero calculo que con 500 gr de crema va a ser suficiente. Rellenada la torta, la guarde en la heladera por un día y seguí los pasos de siempre, esos que les conté en otra oportunidad.

Al día siguiente la forre con pasta bombón potenciada de color roja para que resalte el nombre del cumpleañero y luego le añadí otra de color verde imitando el pasto. Hice una pista de autos en color gris con elevaciones en rojo. Estas últimas las realicé unos días antes para que se secaran y conservaran esa forma rara característica de las pistas de Hot Wheels. Por último hice, en la misma pasta, algunos detalles como para darle más realismo, modele yuyitos, gomas, piedras y la bandera.

 

Ya en el salón, la mamá le agrego a la torta los autitos favoritos de su hijo, el helicóptero, las velas y la bengala, dejándola así lista para la hora en que le cantaran el Feliz Cumpleaños a Manu!!

Espero les haya gustado la idea de esta torta multicolor, es diferente y divertida a la vez!!


Consejito útil: en lugar de cortar discos de papel manteca para cada bizcochuelo de color yo utilice blondas parafinadas. Son blondas que no tienen el calado y reconozco que no son las más lindas, pero para esto me vinieron geniales y ya las tenía en casa!!.