Trucos para hacer un cheesecake o torta de mousse perfecta

Así como la otra vez les conté todos los trucos para hacer una torta perfecta, hoy te cuento todos  los secretos de cómo hacer para que una torta de mousse o un chessecake te quede impecablemente bien presentada.

Es simple hay que usar una banda o tira de acetato…  que es eso????  no desesperes… las tiras de acetato se compran en casas de repostería, vienen de varios tamaños como para hacer tortas de diferentes tipos de altura. Si no la conseguís o sos de las “hágalo usted misma” podes fabricarlas en casa usando una radiografía que ya no te sirva. Primero hay que limpiarla con lavandina para sacarle toda la tinta, para esto simplemente la sumergís en un balde con agua y lavandina, la dejas un par de horas y después terminas de sacarle lo que quede de tinta con una esponja. Sino tenes ganas de practicar Bricolage, también podes comprar en una librería una plancha de acetato y ahorrarte ese paso. Luego, en ambos casos, la cortas en la cantidad de tiras que necesitas para hacer la torta. Podes usar cinta adhesiva para pegar más de una tira en el caso que una no sea suficientemente larga como para revestir el diámetro del molde. Por suerte las bandas de acetato, si las cuidas, duran infinitamente!!! O sea que este proceso hay que hacerlo una sola vez!! Yo aún conservo las  primeras bandas que hice con radiografías!! En aquel entonces no sabía que se podían comprar, tampoco existía  internet con toda la información como la que hay hoy en día como para darte ideas de cómo hacer las cosas. Esto fue algo que se me ocurrió recordando un trabajo que habíamos hecho en la secundaria con acetato, y probé aplicarlo a las tortas, y funciono!! Yo  quería que las tortas me quedaran igual que las que mostraban en las fotos de las recetas!!!  así que miren si son antiguas (por no decir viejas…)  mis primeras bandas de acetato que aún conservo y hoy sigo utilizando!!!.

Bandas de acetato de 6 cm de altura compradas en casa de reposteria.

Bandas de acetato de 4 cm de altura hechas con radiografias viejas.

Retomando el tema… por otro lado, necesitas un aro de torta o un molde desmontable.

Después forras con film la base del aro o molde como te muestro en la foto. Recordá el truquito para que para que el film se adhiera al molde hay que humedecer sus bordes y listo!! Queda pegado como con plasticola!!

Hecho esto, pones la tira de acetato en el interior del aro. Al molde o aro utilizado ponele una base abajo, puede ser un plato o asadera porque el relleno va a pesar bastante.

En el centro introducirle la base de masa que hiciste previamente (ya cocida y fría). Puede ser un disco de la masa básica para tartas dulces o uno de bizcochuelo o de pionono, todo es según lo que quieras usar para la base de tu torta. Yo prefiero que la base de la torta no se vea por eso es que la hago de una medida menor que el diámetro del aro de la torta final.

Luego pones algo del relleno de la torta y haces lo que se llama encamisar, es decir cubrir con una cuchara los bordes del aro (que tienen el acetato). Esto se hace para asegurarnos que no queden burbujas de aire en los bordes.

Hecho este paso ahí sí le pones toda la crema restante hasta llegar al borde del acetato.

Luego llevar al freezer hasta que se solidifique. La cantidad de horas va a depender del tamaño del aro elegido.

Una vez congelado, sacar la torta, retirar el acetato y ponerla en un plato para hacer la decoración final  y ahí tenes tu torta con una presentación impecable!!

Torta de mousse de chocolate semiamargo con mermelada y frutillas.

Cheesecake con salsa de frutillas.